Kapalabhati

Temario >> Pranayama >> Kapalabhati

kapala significa “frente, cráneo”.

batí “luz, limpiar”.

Kapalabhati, clarifica la mente y favorece la concentración y la calma interior. También se conoce como Respiración Energi-zante o Purificadora, es además uno de los ejercicios de purificación (shat karma) que limpia las vías respiratorias de mucosidades e impurezas y estimula el metabolismo elevando el calor corporal.
La técnica de respiración Kapalabhati se caracteriza por una inspiración profunda con el abdomen relajado y una espiración forzada en la que los músculos abdominales se contraen activa y rápidamente empujando el diafragma hacia los pulmones. De esta forma los pulmones, como si fueran fuelles, consiguen expulsar más aire enrarecido y dióxido de carbono. Además, los constantes movimientos de ascenso y descenso del diafragma actúan de forma estimulante para el estómago, hígado y páncreas.
En esta práctica, el prana se ve impulsado hacia el lóbulo frontal del cerebro, purificándolo. De esta manera, el aumento del torrente sanguíneo oxigenado y el aporte acrecentado de prana producen una sensación refrescante y estimulante.
Práctica

Sentado con las piernas dobladas, la columna vertebral recta y el pecho en expansión.

Dado que en este ejercicio el movimiento de contracción y relajación sólo debe situarse a nivel abdominal, el tórax perma-necerá inmóvil.

Relaja el abdomen dejando que se expanda pasivamente al inspirar y acto seguido, contrae rápidamente la musculatura ab-dominal, provocando la expulsión instantánea de una cierta cantidad de aire de los pulmones.

Nuevamente relaja la zona abdominal, lo que produce la inspiración pasiva (sin ningún esfuerzo voluntario una cierta canti-dad de aire entra en los pulmones) y nuevamente contrae el abdomen con la consiguiente expulsión rápida.

El tiempo de inspiración es mayor que el de expulsión, aproximadamente 3 veces.

Las expulsiones son bruscas y sonoras, sonido que emiten los pulmones, las inspiraciones pasivas y silenciosas.

Repite 50 respiraciones sucesivas.

Acabada la serie, inspira lentamente, reten confortablemente el aire y espira despacio.

Repite 3 veces.

Empieza despacio asegurando el movimiento de contracción del abdomen y la inmovilidad del tórax, realiza expulsiones poten-tes y relajaciones inmediatas de la musculatura abdominal.

Para ello coloca las manos sobre el abdomen de manera que los pulgares se sitúen sobre las últimas costillas y los demás dedos extendidos sobre el vientre, desde el estómago hasta la región del pubis. Los pulgares deberán informarte de la inmovilidad del tórax y los demás dedos de la retracción abdominal.

Una vez controlado este proceso, ve acelerando progresivamente el ritmo de ejecución, aumentando el número de respiraciones por minuto (20, 25, 30…), hasta alcanzar de 60 a 100 o más. No obstante, nunca deberá sacrificarse la potencia de expulsión por la velocidad.

Evita el movimiento del tórax y los hombros, así como la contracción de la cara.
Recomendaciones

Mantén la columna estirada.

Deja los ojos cerrados con la atención en los senos nasales.

No muevas los hombros.

No contraigas los músculos faciales.

Precauciones

Abandonar el ejercicio si sientes mareos.

No realizar Kapalabhati en casos de embarazo, hipertensión arterial, enfisema y enfermedades pulmonares y cardiovascula-res.

Efectos

Gran oxigenación estimulando los tejidos corporales.

Alegría física.

Purifica los pulmones y aumenta su elasticidad.

Excelente en todos los casos de afecciones de las vías respiratorias.

Favorable en caso de bronquitis, asma, enfisema.

Masajea y activa el sistema digestivo.

Elimina y prevé las condiciones anormales del cerebro.

Tonifica el sistema nervioso.

Aconsejable en caso de somnolencia y fatiga cerebral.

Calma la mente y prepara la concentración.

Logo final de página