Kundalini, la energía orgásmica

Temario >> Estructura energética, nadis, chakras y koshas >> Kundalini, la energía orgásmica
Kundalini es un concepto que está rodeado de mucho misterio y superstición. Tradicionalmente, se identifica a kundalini con el dinamismo, la fuerza evolutiva de la especie humana, aletargada en cada individuo. Es muy activa hasta la edad adulta, y luego se adormece, se hace latente. Por eso a kundalini se la representa en forma de serpiente, que simboliza la fuerza de la especie, situada en el chakra muladhara.
Más kundalini no es la sexualidad, ni el encuentro de los sexos, aunque está ligada a la sexualidad y se expresa a través de ella. Mediante la práctica constante y el conocimiento de las técnicas, kundalini despierta y asciende por la columna vertebral, dirigiéndose al encuentro de la fuerza del individuo, del “yo real” (purusha) situado en la cima de la cabeza, en el chakra sahasrara. Cuando llega a su encuentro se produce un acontecimiento cósmico: el samadhi más profundo. En todos los cuerpos yace dormida la misma energía, como un centro estático.
En casos muy raros y aislados, kundalini puede despertar accidentalmente en forma espectacular y trasmutar todo el ser humano. Este despertar puede ser muy peligroso porque no es controlable por quien lo sufre. Muy diferente es su despertar parcial y progresivo, el cual no ofrece peligro para el que aplica las técnicas del yoga.
Progresivamente este concepto se ha ido desvelando, ya que estas prácticas se han mantenido secretas desde tiempos ancestrales actualmente la energía kundalini se relaciona con la energía que se despierta en el momento del orgasmo, la cual, gracias a las prácticas de yoga se puede conducir por la columna vertebral a través del nadi suhsumna hasta sahasrara, momento en el que se produce la conexión con la divinidad, un momento de éxtasis y absoluto silencio.
Logo final de página